TENER MÁS HORAS GRACIAS AL CURSO DE GEOGRAFÍA E HISTORIA

Curso on line de 4 meses que te permite poder dar clases de Geografía e Historia en la Comunidad Valenciana y donde tienes descuento si eres docente de Escuelas Católicas. 

Sabemos que, muchas veces, cuando trabajamos en un colegio concertado o privado no nos llegan las horas para tener una jornada más amplia. Por ejemplo, un profesor de Música, de Economía o de Inglés ( podríamos citar muchos más) que les encantaría trabajar más horas  pero, legalmente, no están capacitados para dar otras materias. En caso de hacerlo, la inspección educativa podría tomar cartas en el asunto y las consecuencias no serían nada positivas. ¡ Mejor que nadie se la juegue!

Para conseguir un aumento en tus horas de trabajo, ha nacido el Curso para la Acreditación de la Cualificación en la Enseñanza de Geografía e Historia de la Universidad Isabel I. Está regulado en base al Real Decreto 665/2015 de 17 de julio y, en la Comunidad Valenciana, te abrirá las puertas educativas para trabajar en un centro concertado o privado.

Seguir leyendo

QUE SUENE LA MÚSICA, JULIO

julio reducida

El “Hermano” ha dicho hasta luego a su segunda casa, Escuelas Católicas. A Julio Longares le gusta pasar desapercibido pero es difícil que lo consiga porque aunque no hable demasiado, todo el mundo sabe que es un hombre con buen criterio y que le acompaña la sabiduría de su ser, de la experiencia, de los años. Sus compañeros le pusieron el apodo de “hermano” y, aunque por todos es sabido que Longares pertenece a los hermanos Maristas, su sobrenombre indica que es nexo entre unos y otros y que siempre está cuando se le necesita, que tiende su mano y así ha dicho que lo seguirá haciendo en Escuelas Católicas de la Comunidad Valenciana, “siempre y cuando esté por estas tierras”, explica el hermano Julio que acaba de despedirse de su 8+1. Ocho años al frente de la Secretaría autonómica de la organización y un año en el Departamento pedagógico de la misma hacen que Julio se merezca este escrito de agradecimiento. Él se despide con su humor ácido, ese que crea carcajadas en los demás..

Es un hombre cercano, las puertas de su despacho siempre han estado abiertas, pero eso es algo que viene de lejos. Los que lo han conocido al frente de la dirección del colegio Nuestra Señora de la Salud de Algemesí recuerdan con cariño cuando siendo muy pequeños entraban en su despacho y le contaban sus cosillas.

Dice Julio que “la vida son etapas” y que la que ha pasado en Escuelas Católicas de la Comunidad Valenciana “me ha permitido crecer, experimentar, seguir aprendiendo…” Será por eso que su fiel compañera en la organización, Vicenta Rodríguez, reconoce que Julio “le ha dado alas”.

A sus 70 años, el hermano Julio quiere seguir con su órgano, continuar con su formación personal en Teología y dice que igual se decanta por el inglés que es “su asignatura pendiente”. Cuando habla de sus “hobbies”, digo aficiones (es bastante purista en lo que a la lengua castellana se refiere) habla con pasión de las mismas y recuerda su cámara de fotos Werlisa, la primera aula de informática que montó en su colegio o habla y habla sobre música.

Por eso, para que tu etapa que ya ha comenzado sea maravillosa, queremos encenderte un cigarro de compañerismo y de agradecimiento pero este tiene algo especial que nunca se acaba. Gracias por dar tanto.

Te quieren:

Tus compañeros de Escuelas Católicas de la Comunidad Valenciana, los que se marcharon y los que ahora están.

Escuelas Católicas denuncia que la recogida de libros causará «caos» en los centros

La patronal concertada Escuelas Católicas de la Comunitat denunció ayer que la segunda parte del programa Xarxallibres, que incluye la recogida de los libros de texto para crear bancos de reutilización, generará «caos» por la falta de información por parte de la conselleria al no existir aún una normativa reguladora. Por ejemplo, lamentaron que sean los centros los que deben crear una comisión que asuma esta tarea sin que se conozca «a día de hoy cuáles son los criterios objetivos para decidir si un libro puede ser reutilizado o no».

Además, cuando las familias entreguen sus libros deberán presentar un formulario telemático que todavía sigue sin estar disponible en la web. «Esto está provocando que las secretarías se colapsen de llamadas de familias que no los encuentran», dijeron.

Por su parte, la Mesa por la Educación en Libertad cuestionó la alternativa a la prueba final de Primaria que prevé Educación, al considerar que se «insta a incumplir una ley orgánica», lo que genera inquietud en los centros.

El aprendizaje-servicio, una metodología clave

Entrevista a Javier Torregrosa, salesiano

“A mí me sabe mal como docente no haber descubierto antes el aprendizaje-servicio”

Javier Torregrosa coordina 15 centros salesianos de Comunidad Valenciana, Zaragoza y Murcia. Durante unos cuantos años, fue el director del colegio San Antonio Abad en la calle Sagunto de Valencia. Allá por el curso 2008-2009, empezó a aplicar el Aprendizaje-Servicio entre sus alumnos. Una metodología que continúa desarrollando el centro y con la que obtuvieron el primer premio a nivel nacional del Aprendizaje-Servicio 2015 en la categoría Secundaria-Bachillerato. Nos cuenta en esta entrevista algunas de las claves para desarrollar el Aprendizaje-Servicio (ApS) en nuestros centros y nos cuenta cómo lo trabajan a día de hoy.

Cuéntanos Javier, ¿cómo fue el primer año?

Yo era profesor de Filosofía en 1º de Bachillerato y mi asignatura estaba dividida en 4 evaluaciones, las tres convencionales y una cuarta que funcionaba de forma paralela con las otras y que se iniciaba al comenzar el curso y acababa en el mes de junio. Aquel año, en lugar de evaluarlos con exposiciones, lecturas de libros… decidí aplicar la técnica del Aprendizaje- Servicio que mi mujer ponía en práctica con los alumnos de Trabajo Social en la Facultad y de la que siempre me contaba fascinada en casa los resultados que obtenía. Por aquel entonces, 40 alumnos de 1º de Bachillerato se mostraron interesados y tenían un compromiso semanal de 1 hora y media en la que ayudaban a tutores de         Primaria e Infantil con aquellos alumnos que tenían necesidades educativas especiales.

¿Eran entonces como unos segundos maestros en Primaria y en Infantil?

Sí, más o menos. Me gusta remarcar que no eran voluntarios porque ellos tenían un compromiso desde el inicio de curso. El tutor de estos cursos guiaba al alumno de 1º de Bachillerato para decirle “repásale esto para mañana o aquello otro…” Yo no podía saber qué nivel necesitaban los niños con esa edad.

¿Cómo han cambiado las cosas en el colegio durante estos años con el Aprendizaje-Servicio?

Ahora ya no son 40 alumnos. Este año se apuntaron 105 alumnos y nos hemos visto obligados a ampliar servicios. Poco a poco, la repercusión pasó del centro al barrio que nos rodea.

¿Y cómo? Detállanos, por favor, algunas actividades que se hacen actualmente…

Tenemos la red “Conecta” con la que se enseña a personas mayores a usar Internet, en el barrio tenemos dos centros de día y nuestros alumnos colaboran con los monitores. Por otro lado, también van a la tienda de Caritas de ropa de segunda mano y allí han estado durante un tiempo también. Alguno puede pensar que eso no tiene nada que ver con una asignatura, pero yo siempre les digo que “deben mirar al rostro, a los ojos de la persona que entra en el establecimiento”. Ahora también ofrecen ayuda a tutores de Infantil y Primaria de un colegio público del barrio además de en el nuestro. Colaboran con la ONG “La casa grande” de Torrefiel.

Incluso, este año, los alumnos nos pidieron poder realizar su servicio durante los fines de semana por la falta de tiempo y tenemos un grupo que ayuda sábados y domingos en el asilo de santa Mónica.

¿Y qué hacen allí?

Pues diversas cuestiones. Por un lado, hacen compañía a personas mayores, ayudan a los monitores en la hora de la comida e, incluso, han creado un coro para los ancianos aprovechando que algunos de nuestros alumnos tocan instrumentos. Hay otros que recogen en poemas o crean historias a partir de lo que les cuentan los mayores. Es muy bonito.

En este 2016, para el san Antonio Abad el Aprendizaje- Servicio no es algo innovador aunque para otros centros igual lo pueda ser. Tengo la sensación de que cada año añaden algún servicio más.

Efectivamente. Y algún nuevo aprendizaje, claro está. Queremos ir ampliándolo a otros cursos y asignaturas.

¿Se necesitan muchos medios? ¿Quién coordina tantas cosas?

El profesor de Filosofía y Ciudadanía es quien introduce el Aprendizaje-Servicio en su asignatura y es fácil poderlo poner en marcha. El entusiasmo se suele contagiar entre el claustro.

Javier, coordinas otros centros ¿ en ellos también se lleva a cabo aprendizaje-servicio?

En un colegio de Formación Profesional de Cartagena hay ApS con alumnos de Mecánica. Arreglan piezas para enviarlas al Tercer Mundo, otros que soldan piezas de bicicletas que después envían a un centro de menores. De esta forma, los alumnos aprenden algo que ya les resulta muy útil desde el principio…

Claro, los adolescentes ya no pueden decir aquella frase de “esto no vale para nada…”

Exacto. Son ellos los que quieren hacer ApS cada año. Les encanta y así rompemos con la desmotivación habitual entre el alumnado.

Se te ve emocionado mientras cuentas la experiencia entorno al Aprendizaje-Servicio, ¿ cómo lo valoras tras varios años de aplicación en el centro?

Pues sí, muy emocionado (sonríe) A mí, como docente, me sabe mal no haber descubierto antes el aprendizaje-servicio. Me da un grado de satisfacción enorme leer las memorias que escriben los alumnos sobre su experiencia con esta metodología. Creo que lo importante en la educación es presentarle al alumno experiencias que le ayuden a ser más persona y que estas de acaben convirtiendo en parte de su biografía.

¿Qué se necesita para empezar a aplicar el Aprendizaje-Servicio en un colegio?

Un profesor motivado con voluntad para hacerlo. Posteriormente, que la Dirección no ponga inconvenientes y con esos factores se puede empezar a funcionar.

 

 

 

La injusticia del «arreglo escolar»

EL COLEGIO PUREZA DEL GRAO TENDRÁ UNA UNIDAD MENOS EN INFANTIL CON UNA RATIO SUPERIOR A LOS MÍNIMOS QUE MARCA LA LEGISLACIÓN

El colegio Pureza de María del Grao, que está situado en el barrio del Cabanyal de Valencia, pierde una unidad en Infantil a pesar de superar la ratio establecida por Conselleria en sus aulas. Su directora apela a la unidad de toda la concertada para hacer frente a esta injusticia.

El colegio Pureza de María del Grao ubicado en el barrio del Cabanyal en Valencia es uno de los afectados por la supresión de unidades en los colegios concertados de la Comunidad Valenciana. El centro, con 1083 alumnos, repartidos entre Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato sigue siendo uno de los más demandados en su zona. De hecho, tal y como explica su Titular, la hermana Amparo Ferrer “ofrecemos dos clases para los niños de 3 años por falta de espacio físico en el centro que se ven incrementadas a partir de los 4 años que es cuando ya contamos con 3 unidades. Hay muchas familias que intentan año tras año que sus hijos entren cuando no lo han conseguido a los 3 años. Somos muy demandadas”. Por esta razón, desde el Pureza de María no entienden a qué se debe la decisión de Conselleria de eliminar una unidad en esta etapa.

En sus clases de Infantil, hay 25 alumnos por clase a excepción de las aulas de los niños de tercero de infantil en las que tienen 20. “Aquel año hubo un descenso de la natalidad y es por ello por lo que en estas clases contamos con menos niños”, indica Verónica Montalvo, maestra de Infantil del Pureza de María. No obstante, el Pureza de María supera la ratio mínima que establece Conselleria para la etapa de infantil y tienen una media de 21,7 alumnos por aula.

En el colegio, fundado en 1920 en el barrio del Cabanyal, estudian los hijos de familias “trabajadoras”, explica Amparo Ferrer. Hay inmigrantes, gente con escasos recursos… La directora considera que se está “castigando” a la educación concertada religiosa e insiste en la unión de todos los centros concertados para poder hacer frente a las decisiones que está tomando Conselleria. En su opinión, “ algunos colegios públicos del Cabanyal se quedan con vacantes y quiere quitarnos plazas a nosotras que las llenamos para dárselas a los otros”. Una medida que ha sido acogida con mucho desánimo por parte del profesorado y por los padres del centro que consideran que debe primar la libertad de elección de centro por parte de todas las familias, aspecto que aparece recogido en el artículo 27 de la Constitución Española. Por ese motivo, ya han recogido firmas que presentarán en los próximos días en Conselleria.

Un centro que, todavía, no se ha planteado cómo afectará la medida a su profesorado porque esperan la reflexión de Conselleria.

Unidos por la educación en libertad

Escuelas Católicas Comunidad Valenciana hace pública su indignación ante la propuesta de la Administración educativa en el reciente “arreglo escolar”. Constatamos que la Administración propone cerrar e impide la creación de unidades concertadas, a cuya financiación con fondos públicos tienen derecho, so pretexto de la baja demografía o las vacantes existentes. Al mismo tiempo, crea más de 400 nuevas unidades en la enseñanza pública, incrementando el gasto, en lo que parece un intento de eliminar la libre elección de las familias, para conformar, al final, un planteamiento educativo único y público.

Escuelas Católicas muestra su solidaridad, apoyo y defensa a los centros y a todas sus comunidades educativas, a los que, o bien se les expulsa alumnos o se les impide su acceso. La Administración educativa actual propone además la reducción en el número de plazas vacantes, por debajo de los puestos escolares autorizados, recortando la libertad de elección de las familias.

El planteamiento actual de la Conselleria reduce en más de 50 la oferta de unidades a nuestros centros, lo que afecta a más de 1.000 familias que ven limitado su derecho a elegir la educación que desean para sus hijos, junto a graves problemas laborales. No se trata sólo del drama de los puestos de trabajo directos de los profesores y sus familias que se ven afectados por la medida, sino también de un buen número de puestos indirectos, desde los monitores de comedor a los empleados de la limpieza o a las empresas de suministros que ofrecen sus servicios en los centros.

Creemos en la libertad. Siempre hemos defendido nuestro sistema educativo plural, reconocido por nuestra Constitución y la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y donde conviven lo público y la iniciativa social. Nuestros centros ofrecen una clara apuesta por la educación católica, promoviendo los valores de un humanismo cristiano recogido en el ideario de los colegios y reconocido por las leyes.

El Departamento Jurídico de Escuelas Católicas está trabajando de forma intensa para dar la cobertura legal necesaria a nuestros centros a través de las pertinentes alegaciones y denunciando un proceso carente de transparencia y que vulnera la libertad de elección de las familias.

Desde Escuelas Católicas exigimos que se reestablezca el legítimo derecho que las familias tienen a la permanencia o acceso al centro que han elegido o quieran elegir. Así como al mantenimiento o generación de puestos de trabajo. Y de esta forma, que todos puedan ver satisfecho su derecho fundamental a elegir la educación de sus hijos y su derecho al trabajo sin que esta Administración se lo impida, a través de una decisión política sin precedentes.

Y que luego nos hablen de una primavera educativa…

Comisión Permanente de ESCACV
Valencia, 29 de abril de 2016

Mucho más que colegios, más que “fríos números”

Los centro Claret y Jesús-María Fuensanta invitan al Conseller de Educación a visitar sus centros en horario escolar

El colegio Claret y el Jesús-María Fuensanta son dos centros del mismo barrio valenciano que pierden unidades para el año próximo. Especializados en la inclusión y con alumnado de muchas nacionalidades, piden al conseller de Educación que los visite para que conozca la realidad social de ambos colegios

Valencia, 27 de abril.

El pasado 18 de abril, Conselleria informaba a los centros Jesús-María Fuensanta y Claret de Valencia de que perdían unidades para el próximo curso. Jesús-María pierde dos unidades en primaria y el Claret tendrá una menos en Infantil y otra quedará suprimida en Primaria. El motivo que esgrime Conselleria es que ambos centros no llegan a la ratio mínima de alumnos. “Cada año nos quitan más y nos están dejando con las puertas cerradas”, indica Antonio Cebrián, director del Claret. Su jefe de estudios, José Manuel Gómez califica de “injusticia social” la medida anunciada por Conselleria y lamenta que con estos colegios se apliquen “los números fríos”.

Sin embargo, ambos centros, que están separados por escasos metros, son los dos únicos que hay en el corazón del barrio de la Fuensanta de Valencia. Tanto uno como otro destacan por su labor como escuela inclusiva y por su forma de trabajar ante un alumnado tan diverso lo que hace complicado poder mantener la ratio habitual que presentan otros centros escolares si se busca dar una enseñanza de calidad. “Entre nuestros alumnos tenemos de 23 nacionalidades diferentes”, apunta Matilde Desantes, directora General del Jesús-María. “Son 150 horas menos, con 6 profesores menos, mismo número de alumnos y para darles la misma calidad de enseñanza con respecto a lo que teníamos hace dos años”, explica Armando Valiente, docente de Secundaria del mismo centro.

Dos claustros de educadores que han recibido la noticia como un jarro de agua fría después de haber sufrido ya recortes durante el año anterior debido al aumento de ratio del presente curso. Lamentan la decisión de Conselleria por considerar que quien gobierna afirma que incluye “políticas sociales” y que, sin embargo es quien les está “sesgando”. “Este barrio solo tiene como referencia estos dos centros, no hay ni siquiera una asociación de vecinos aquí”, explica indignada la directora del Jesús-María Fuensanta mientras que, a su vez, explica que para trabajar en estos centros “se necesita una sobredosis de vocación que se pone a prueba diariamente con profesores que trabajan dentro y fuera de su horario”.

Cómo afectan los recortes en estos centros

Tanto en el Claret como en el Jesús-María recuerdan que la ratio que tienen es “más que suficiente” para poder atender al tipo de alumnado que tienen pues, de lo contrario, no podrían realizar sus apoyos flexibles, desdobles en secundaria, acompañamientos personales, trabajo cooperativo, dar máximos a alumnos de altas capacidades…. En el Claret se verán abocados a juntar a niños de 3, 4 y 5 años en la misma clase con las diferencias madurativas que tienen los pequeños a esa edad. Por otro lado, recuerdan que son centros que integran pero que si uniesen a alumnos de primaria de dos cursos diferentes pueden llegar a encontrarse con 4 alumnos con necesidades educativas especiales permanentes lo que comúnmente se conoce como dictamen de escolarización y esto lo califican de “inviable” con 25 alumnos por clase.

Una amenaza que tiene historia

Tanto el Claret como el Jesús-María fueron dos centros que se crearon tras la riada de 1957 que dejó sin hogar y sin trabajo a muchas familias valencianas que residían en la zona céntrica de la ciudad y que se desplazaron hacia el barrio de la Fuensanta. Hoy, aquellos primeros alumnos que tuvieron son los abuelos de muchos de los niños que estudian en El Claret que cuenta con 180 alumnos o los 348 que lo hacen en el Jesús María. Centros que se nota que son familiares y donde se traspasa la barrera de lo puramente académico.

Sus equipos directivos recuerdan que desde hace más de 2 décadas han estado amenazados con la pérdida de unidades pero que, finalmente, tanto el gobierno del PP como del PSOE reformulaban sus propuestas después de conocer la realidad a la que atienden y la forma de trabajar de ambos centros.

Preguntados por si creen que podría cambiar de opinión Conselleria responden que ellos harán todo lo que esté en su mano. “De momento, vamos a presentar las alegaciones antes del día 29, estamos recogiendo firmas, nuestros profesores no sé lo que harán con los sindicatos…”, responde Cebrián.

Una invitación clara: que nos visite el conseller de Educación

Tanto los docentes del Claret como del Jesús-María inciden en lo mismo: es necesario que el conseller de Educación o su equipo visite los centros y que lo haga en horario escolar para que pueda entrar en las aulas de ambos centros. “Debe conocer la realidad social a la que le quieren cerrar las puertas”, indica José Manuel Gómez mientras que Matilde Desantes considera “que no hay ser humano capaz de dar cerrojazo a esta labor educativa-social”.

De momento, Conselleria no se ha pronunciado al respecto de esta invitación informal pero clara de los equipos directivos del Claret y del Jesús-María Fuensanta, centros que siguen apostando por una educación de calidad y de justicia social.

Cuéntanoslo todo

Nos ha dicho un pajarito que en tu colegio hacéis cosas maravillosas y me gustaría que nos las contaras con todo tipo de detalles. Lo bueno se tiene que saber y si lo hace uno de nosotros, todavía más.

¿Uno de tus profesores utiliza una metodología diferente y que funciona bien con los alumnos?, ¿estáis apostando por algo en concreto desde vuestro colegio?, ¿celebráis algún aniversario de vuestros fundadores?, ¿qué es actualidad en tu centro escolar?, ¿estáis poniendo algo en práctica…?

Nos interesa todo aquello que sea diferente, singular y puede ser motivo de noticia, entrevista o reportaje. ¡Imagina a nuestros reporteros en el cole…!

¿Cómo lo haremos?

De muchas maneras, puedes enviarnos el reportarje o la crónica. o te lo podemos preparar nosotros. Cuéntanos qué es, de qué se trata brevemente y déjanos un teléfono para que nuestro Departamento de prensa se ponga en contacto con vuestro centro.

¿Y qué haremos?

Entrevistaremos a los implicados o haremos un reportaje. Lo difundiremos a través de las redes sociales y de la web de Escuelas Católicas Comunidad Valenciana y, ¡quién sabe! Es posible que salgáis publicados en la prensa… ¡Eso déjalo en nuestras manos!

¿Cuándo puedes empezar? Ya mismo. Escríbenos a comunicacion@escacv.es

¡Las noticias vuelan pero solo si tú me lo cuentas…!